Oración y Ofrenda Floral

El próximo 25 de Agosto en Santa María la Mayor a las 20.00 tendrá lugar Oración y Ofrenda Floral. Ver más

Novena a Nuestra Patrona

La novena a nuestra Patrona tendrá lugar entre los días... Ver más

Procesiónes

Para estas fiestas patronales los traslados de nuestra Patrona y su procesión en su día, son las que aqui se pueden ver... Ver más

Fiestas Patronales

Durante los próximos días y durante la estancia de nuestra patrona se van a venir realizando diferente actos en su honor... Ver más

Como otras Sagradas Imágenes de nuestro país, Nuestra Señora de las Cruces también tiene una historia-leyenda sobre la aparición de la Virgen Maria a un muchachote.

Cuadro de la aparición en San Pedro Apóstol

 La Historia-Leyenda de la aparición de la Virgen se puede resumir así: 

Un mozo muy joven, vecino de Moral de Calatrava, iba camino de un molino harinero a moler trigo mandado por su padre. Al pasar por el lugar donde se encuentra el Santuario, la mula que llevaba tropezó y calló al suelo, rompiéndose las vasijas donde llevaba depositado el trigo y al agua para beber.

Tal fue su angustia que pidió ayuda a la Virgen Maria , la cual se apareció, consolando a la criatura; obro un milagro, que fue el de molerle el trigo y cargárselo en unas nuevas vasijas. La Virgen solo le pidió al mozo que fuese al pueblo más cercano a pedir la construcción en ese lugar de un templo en su honor.

Para ello, el mozo se acercó a Torralba, pero viendo que no le hacían caso se desplazó a Daimiel, pueblo que creyó al muchacho y cumplió con el deseo de la Virgen Maria.

Reproducimos a continuación un documento de las Relaciones Topográficas de 1575 (405) , en el que se comenta la aparición de la Virgen en el lugar en el que hoy se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de las Cruces, de manera mucho más exacta y extensa.

"Como no salga provecho jamás de la ociosidad, estando con libertad pensando un día; estando con agonía, no con falta de tristec;a, viendo la grande pereza de los christianos e mas de los comarcanos de aquesta iglesia sagrada ques de las Cruzes nombrada en Calatrava. Pensando en como se acaba a todos la devoción acordé que era ración recitar el fundamento y lugar de acueste templo sagrado porque no sea olvidado de la gente. Suplícoles umillmente estén atentos a oir esto que quiero dezir e aya atençion que no contaré fic;ion ni quento caminadero sino el caso verdadero que pasó.
No porque lo vide yo, que soy de muy poca hedad, pero porque lo oy contar a quien lo vió. A la Virgen que baxó dende el Cielo a lo obrar suplico con umilIdad me dé sentido para que yo eche en olvido las cosas más mundanales e abraçie las celestiales para escrevir esto que quiero dezir en favor y loor suyo; y con aquesto concluyo. Laus Deo.
¡O quien tuviera milI lenguas para poder bien dezir . esto que quiero escrevir aquí al presente! ¡Quien fuera tan eminente y de ciencia tan dotado que fuera digno llamado de aquesta obra!
¡Quien no tuviera çoçobra en este mundo infernal o quien fuera divinal en este punto! ¡Quien estuviera difunto de todo mal pensamiento para llevar buen çimiento en lo empeçado! Pero por no ser dotado de prolixo y muy parlero, quiero escrevir muy de vero, aunque con temor.
En el año del Señor de cuatrocientos y milI a, según oy decir, çinco y sesenta si yo no yerro la cuenta de aquellos que lo contaron, o escribiéndolo lo herraron en su memoria.
Fue çierto cosa notoria e no digna de porfía que en Calatrava vivía un buen hombre, de qual yo no sé el nombre porque no lo oí dezir. Pero podrase escrevir al fin de sto .
Este hombre muy honesto y de virtudes dotado quiso Dios averle dado un noble hijo, el qual con gran regocijo y plazer alimentó hasta que le sucedió lo que diré. Este moÇo con gran fee y zelo de Dios eterno siempre obedeçió el paterno mandamiento.
El qual estando contento en las casas de su padre aconteçió que su madre lo invió a un molino y le dió trigo para que moliese y tambien con que bebiese por el camino.
Pero como el Rey divino tenga siempre por costumbre demostrar su clara lumbre a los que llaman y a todos los que le aman con corazón umillado, quiso el averle dado este favor que yendo con gran hervor a moler por su camino tropeçara su pollino e cayó.
El moço como se vió muchacho y de poca edad y que no podía cargar la çivera desta manera dixera las rodillas por el suelo:
«¡O, valasme Dios del cielo este día! ¡Señora Sancta María, Madre de los pecadores, no mireis a mis herrores, ayudadme aquí! ¡O sinventura de mí, que aquí e de perezer si no me quereis valer al presente! ¡O mi Dios onipotente! ¡O Señor angelical! ¡O Madre celestial! ¿ Que hazeis? ¿ Como no favorezeis aqueste triste mezquino que en aqueste camino os espera?»
La Virgen como lo oyera con coraçon humillado prestamente ovo bajado desde el çielo, e con sus pies en el suelo le empeçara de hablar, que no quisiese llorar, mas callase, y a su casa se tornase con su çivera cargada y la botija quebrada le sanó.
El moço desque la oyó dixo: «¿Como e de volver? ¿No tengo de ir a moler lo que llevo?»
La Virgen dixo que luego se tornase, que ya estaba molido lo que llevaba en el costal. Que fuese luego al Moral, que era el pueblo de su madre, y que dixese a su padre lo presente porque no estuviese absente e fuese junto con él a la villa de Daimiel a mandar que quieran edificar allí un templo sagrado que de las Cruzes nombrado siempre sea y que luego se provea para ponerlo por obra y en esto no aya çoçobra al presente.
El moço dixo umillmente: «No me creerán lo que digo, Señora, si no ay testigo que lo vea». La Virgen dixo: «Pues sea que quando vengan a ver como se a de hazer hallaran tres candelas que arderan en este sitio y lugar donde se a de edificar». y luego vió como desapareçio la Virgen en aquel punto y el quedó como difunto espantado e como que avia soñado aquesto ques antepuesto. E no contento con esto diría: «¡Valama Sancta María y si esto es verdad!» y empeço a caminar por su camino tornandose del molino para su casa al Moral y tentando en su costal para ver si podía conozer que s lo que dentro llevaba y la botija questava hecha pedaços tomara luego en los braços y empeçola de mirar, mas no le pudo hallar hendedura. Mas de que la Virgen pura le vido como la alçó y caxco a caxco juntó dende el suelo luego. con buen rezelo lo fué a dezir a su padre y en viendole la madre luego dixo:
«¿Como te vuelves, hijo? ¿Por ventura es ya molido?» «Si, madre, y aun reçebido gran favor, que la Madre del Señor, Sagrada Virgen María, se me a aparecido oy día e me mandó que tornase a donde estó, que ya molido traía. y aún esta con que bebía me sanó, porquel pollino cayó e no podía yo cargar y Ella me vino a ayudar muy de presto». La madre oyera esto y empeçara de burlar y luego fu a descargar su costal y ayudandole el çagal amos juntos lo miraron en el qual dentro hallaron la harina. Luego vino muy aina su padre que zerca estava y el caso se le contava como pasó. El qual dixo luego: «No es posible tal favor que a un hijo de un pecador le viniese, pero como quier que fuese dende lo alto hordenado fué luego de muy buen grado». El y su hijo amos con gran regoçijo a la villa de Daimiel a contarlo como a él le avía pasado. y juntos de muy buen grado fueron a Cibdad Real a tambien lo relatar en chançilleria. los quales sin mas porfía. porque al presente allí estava. vinieron a Calatrava para ver aquesto que podía ser y en llegando que llegaron ninguna cosa hallaron a el presente.
El moc;o dixo umillmente: «Señores, esto es verdad, No querais más porfiar en lo que digo». Ello dixeron: «Amigo, tu nos deves de mentir». y empeçandole a herir y açotar lo fueron luego a colgar allí zerca, a una enzina. Pero presto y muy aina se soltó, que la Virgen que lo vió desde el çielo estar colgado prestamente ovo abaxado a le dezir que no quisiese gemir, mas lo hiçiese volver y tres candelas arder les mostrase, y el como no se tardase dandose poco vagar los fue presto a aIcançar y como lo vieron en la ora le dixeron: «¿Ques esto? ¿Quien te solto? El dixo: «Quien me mandó que lo dixese y que bolber os hiçiese para ver una señal que la Reina çelestial dexara allí». Esto tratando entre sí ordenaron de volver y sin más de detener luego llegaron a donde nada hallaron mas de lo que antes estaba. y el moço en esto miraba las pisadas questaban bien señaladas donde la Virgen avía estado y las candelas a un lado muy ardiendo.
Toda aquella gente viendo que algo no podían ver el las enpeço a coger diciendo ansí: «¿ Como no vendes aquí tres candelas donde están? Pues los ciegos las verán. y estas pisadas questán muy bien señaladas ¿porqué no las quereis ver?». Empíec;an a conozer al presente luego todos juntamente como nuestro Dios sagrado este milagro avía obrado en aquel lugar y començando a gritar dando mili gracias a Dios dizen: «Bendito seais vos, Rey del Cielo. Pues que tan gran consuelo a esta tierra a venido, razón es que sea cumplido muy de gana». y do la Reina soberana avía puesto a sus pies cubrieron luego al través en aquel punto y todo el conçejo junto de aquella chancilleria sin tener ya más porfía encargo, como el moço mandó y el les aconsejase, luego allí se edificase aquel templo que fuese a todos exemplo y no se echase en olvido y pues que vía resçebido tal favor que la Madre del Señor los viniese a visitar a su tierra y les mandase que lo hiçiesen; los quales como se fuesen una candela llevaron y las otras dos dexaron para él. y la villa de Daimiel, porquel termino era suyo y con aquesto concluyo por agora, luego muy presto en buen ora la iglesia se edificó y aquesta fama voló por toda España hasta dentro a la montaña que venían todos a ver aquesto que podía ser. y en este estado prestamente fué embiado el buen cragal a estudiar para verse de hordenar de horden sacro, pues que tan gran milagro por el nuestro Dios obró, el qual después fenecrió sanctamente en esta casa presente a donde está sepultado junto aquel sitio sagrado a donde estava la Virgen cuando hablaba con él en aquel camino. Plega a nuestro Dios divino de nos dar vida para le alabar por su gran misericordia, dandonos aquí la gracria y después eterna gloría. Laus Deo.
Si para lo questá escrito milI lenguas quise tener para lo que he de dezir querría dos milI para lo poder dezir, pero con tanta razón no quiere mi coracron disimular, y porque pienso no herrar, mas ser verdad lo que digo, será mi Dios buen testigo al presente. Que nunca yo vide gente tan ingrata y sin segundo, ni creo la ay en el mundo. Si en Calatrava que la fee se les acaba según allí me pareze, pues tan poco en ellos creze en buen zelo, que quisiese Dios del cielo darles un tan gran favor que con demasiado amor les inbiase a su Madre y les mandase hazer este sancto templo para que con este enxemplo sea servido y están en tan grande olvido que no digo ir a velar, pero tampoco a recrar, ni ay memoria que la Reina de la Gloria lo mandase edificar. ¡O Rey alto y singular que inviais los favores y los dais a quien Vos sois muy servido. aunque sabéis que en olvido os an de echar! No quiero más alargar por ser materia odiosa, más diré solo una cosa si ay lugar: que la casa singular queal dizen de Guadalupe y ansimismo otra que supe en Monserrate y otra questá en el remate de CastilIa y Portugal, todas tres por un igual y en un son junto con la de Aragón, están con gran reverencia con ser toda una apariencria de la del Cielo, pues con quanto mejor zelo aquí se devía honrar pues lo vino ella a mostrar personalmente. Plega a Dios onipotente estos yerros perdonar y después nos colocar con gran victoria en la senpiterna gloria donde siempre le gozemos no mirando a lo que le emos ofendido. Laus Deo."

En los próximos días

Calendario Hermandad

Último mes Noviembre 2017 Mes siguiente
L M X J V S D
week 44 1 2 3 4 5
week 45 6 7 8 9 10 11 12
week 46 13 14 15 16 17 18 19
week 47 20 21 22 23 24 25 26
week 48 27 28 29 30